Cavernícola

cavernicola                           Relatos en cadena

Que se arrime…

Que se arrime un poco más al borde de la cama, este cavernícola de frente ancha, y dientes grandes, lleva toda una noche bramando, cual si fuera un búfalo panza arriba. Su boca desprendía aire huracanado haciendo que la lámpara se columpiase.

Aún con tapones en las orejas se le oía decir… Yabadadu, te salvas tú, Yabadabadu, te salvas tú. La mujer cansada de toda una noche oír lo mismo, y sin poder pegar ojo, le respondió… Gracias Juan, por una vez, no tendré que sacar el perro a pasear.

Anuncios

2 comentarios en “Cavernícola

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s